Contrapunto: Minería, un asunto tóxico para la 4T…

0 58

Preocupante la línea de Andrés Manuel López Obrador sobre el tema de la minería. En octubre pasado se refirió a que estaba de acuerdo en la minería sustentable y resulta que la minería de tajo abierto no lo es. No sabemos si se refirió a la narco minería que se ha presentado en estados como Guerrero y Michoacán donde grupos delincuenciales primero sabotean el trabajo de mineras y luego hasta los protegen previa extorsión, pero dijo que no se iba a permitir que se impidiera la actividad para enriquecer a algunos líderes.

Mal comentario del peje porque pone en el mismo cajón a ambientalistas que defienden nuestro planeta, el único hogar que tenemos, que a delincuentes y extorsionadores. Hay muchas presiones para el peje, una es la firma del nuevo Tratado Comercial con Canadá y EU, mismo que a la fecha sólo tiene pendiente la ratificación por el congreso de Canadá. Menudo problema porque la minería es uno de los principales negocios que interesan a los canadienses. Por otro lado, uno de los aciertos del peje es precisamente haber incluido en el nuevo tratado comercial la cláusula de homologación, que fue solicitada precisamente por los canadienses y los gringos por presión de sus sindicatos. Al homologar los marcos jurídicos las tres naciones aceptan que las leyes más benéficas sean las que se apliquen. Si el tratado se ratifica por Canadá, entonces los canadienses aceptan que sus leyes ambientales se apliquen a su minería en otros países y obviamente eso les va a afectar.

Porque si las mineras canadienses hacen en otros países lo que en su propio país no pueden hacer por sus regulaciones ambientales, tampoco lo podrán hacer en México. Pero mientras el tratado se ratifica, las mineras canadienses hacen presión jurídica ante derechos de concesiones logradas antes, que suponen millonarias pérdidas. Difícil decisión para nuestro presidente: estabilidad económica a cambio de traicionar a su pueblo en el tema minero. Debería revisar lo que afirmó antes en campaña. Sin embargo, la decisión tomada por su gobierno, por conducto de la Semarnat de negar los permisos ambientales a un proyecto de minería canadiense en Guanajuato hace dos días, abre la esperanza de que en Morelos tampoco se permitirá la operación de la minera Álamo Gold en Xochicalco.

Y es que ninguna riqueza vale la pena a costa de la salud de las personas y de los seres vivos. Momentos difíciles para la 4 T porque cualquier resolución en contra de la salud ambiental, que el actual gobierno federal se vea obligado a aceptar significará un grave retroceso en la legitimidad del presidente. Por el bien del país, ojalá la congruencia se mantenga.

Cómo señalamos en la columna hermana, la agenda ambiental parece ajena a la clase política de Morelos, pero las consecuencias de las malas decisiones ambientales que se tomen no serán ajenas a nosotros, sino todo lo contrario.

Esperemos que el sentido común se imponga. De entrada ya varias voces se alzan en contra de esta minera y denuncian además que operan sin permisos. Esperamos a que el gobierno estatal actúe como la ley manda.

Por hoy es todo y nos vemos hasta el siguiente contrapunto. Mientras… ¡Déjense ahí!

------------------
loading...