«La UAEM, ante la agresión: la respuesta» la columna del Prof. Isaías Cano

22

Por: Isaías Cano Morales

Sigue encendiéndose la pradera en Morelos, las llamas que envuelven su entorno social y político se elevan, resultando increíble de que quien, en lugar de procurar apagar tal conflagración, le echa más leña al fuego; y solo perdiendo el juicio, se puede entender, que tales desmanes ocurran.

Al grano: El gobernador de Morelos,–¿Cuánto tiempo más seguirá en el cargo?—está empeñado en acrecentar la enorme animadversión que ha cosechado entre la población que aun gobierna. Su ceguera y ánimos vengadores lo ha llevado a cometer una condenable acción: negarse a canalizar millonarios recursos que por ley debe entregar a la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) para el desempeño de su elevada misión en materia académica, de investigación y científica.

¿En cabeza de quien cabe la idea, de que para vengarse de quien es rector de la casa de estudios morelense, se atreve a agredir a toda la comunidad universitaria intentando dejarla sin recursos, con intento aviesos de provocar un caos en el funcionamiento de la institución y con ello interrumpir los estudios de miles de jóvenes estudiantes?.

Pues esa acción llevada a cabo por el Ejecutivo local calificada de locura ha tenido una respuesta: miles de universitarios, con el rector Alejandro Vera Jiménez a la cabeza se han lanzado por enésima vez a las calles de la capital el estado en protesta y demanda de que de inmediato el gobierno  haga llegar a la UAEM alrededor de 500 millones de pesos que en diversos rubros  se le adeudan a la universidad de Morelos y que por encono, mala fe y perversidad, Graco Ramírez le ha retenido, no obstante compromisos firmados por el gobierno estatal  los cuales no se han cumplido, hallándose detrás de toda esta irresponsable actitud, una venganza política de parte del mandatario contra el rector Vera Jiménez, quien ha sido severo crítico y denunciante de acciones del gobernante en materia de violación de derechos humanos entre otros señalamientos.

La movilización de universitarios junto a una acción de ayuno del rector, ha comenzado a dar sus frutos con la intervención de la Secretaría de Gobernación.