‘Piratean’ marcas indumentarias oaxaqueñas

36

Marcas de moda internacional se apropiaron de diseños de comunidades de Oaxaca, los cuales son propiedad colectiva del pueblo mexicano.

Zara, Anthropologie y Patowl venden huipiles e indumentaria propia de los pueblos originarios de esa entidad.

La Secretaría de Cultura de México envió cartas a las casas de diseño para llamarlas a cuentas y expliquen con qué fundamentos privatizaron una propiedad colectiva.

Así mismo, el gobierno les pide detallen los beneficios que serán retribuidos a las comunidades creadoras por las ventas generadas.

En el caso de Zara, el llamado es ante la pieza llamada “Vestido midi de escote pico y manga corta. Detalle de bordados combinados a contraste. Cinturón lazada en mismo tejido. Bajo con aberturas laterales”,

Dicha prenda toma elementos del huipil tradicional, propio de la cultura mixteca, del municipio de San Juan Colorado, Oaxaca, el cual forma parte de la identidad de las mujeres, quienes elaboran cada lienzo desde las materias primas; es tejido en telar de cintura y refleja símbolos ancestrales relacionados con el medio ambiente, historia y cosmovisión de la comunidad.

Por otra parte, la marca Anthropologie ofrece la pieza “Pantalones cortos bordados Marka, de Daily Practice by Anthropologie”, perteneciente a la colección “Daily Practice by Anthropologie”, donde se identifican elementos característicos de la cultura del pueblo mixe de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca.

Los diseños simbolizan montañas, agua, veredas y magueyes, los cuales son plasmados en la indumentaria tradicional de hombres y mujeres. «Sus portadores los lucen con orgullo, como expresión más profunda de su cultura», destacó la dependencia federal.

En la colección “TOPS”, de la empresa Patowl, se identificaron diversas camisetas estampadas, donde se observa una copia fiel de la indumentaria tradicional del pueblo indígena zapoteco de la comunidad de San Antonino Castillo Velasco, Oaxaca, donde las piezas son elaboradas a mano con la técnica llamada ‘Hazme si puedes’. Este nombre refleja la complejidad del proceso de elaboración. No son solo imágenes tomadas de la naturaleza, sino que cada detalle refleja el sentir y la memoria histórica del pueblo zapoteco.

«Estas cartas, que ya han sido enviadas a las marcas, son parte de las acciones que la Secretaría de Cultura de México ha realizado por la defensa del patrimonio cultural de las comunidades indígenas para evitar el plagio de sus elementos de identidad por parte de empresas nacionales y trasnacionales».